Recetas para niños divertidas

recetas para niños divertidas

Una de las preocupaciones más grande en los padres es la alimentación de sus hijos, sobre todo cuando entran por primera vez en la guardería. Cuando son pequeños pasan de darle leche materna o de biberón a papillas y purés, y muchas veces ese tránsito tiene lugar dentro de la propia escuela infantil, y es ahí donde surgen dudas en la mente de los padres: ¿Qué le dan de comer? ¿Le estarán dando los alimentos adecuados? ¿Dónde buscan recetas para niños divertidas?

La App para escuelas infantiles cuenta con una agenda para llevar un control de la comida

Los padres quieren que sus hijos coman de todo y lo más saludable posible, pero resulta que no están las 24 horas del día encima de ellos. En muchas familias los padres trabajan y los hijos han de ir a la guardería y allí pierden totalmente el control de lo que comen.

Para un mejor seguimiento de la alimentación de sus hijos nuestra App para guarderías cuenta con una agenda donde los profesores pueden apuntar no sólo qué comen sus alumnos sino también qué cantidad y compartirla con los padres, lo que posibilita el poder crear una dieta específica para cada niño.

¿Cómo hacer para que se coman lo que hay en el plato?

Los niños en la edad comprendida de entre los 0-3 años en algunas ocasiones son difíciles de manejar a la hora de comer, son las primeras veces que comen comidas diferentes a la leche y puede que empiecen a seleccionar qué les gusta y qué no.

Este tipo de comportamiento trae de cabeza tanto a los padres cuando los niños están en casa como a los propios profesores a la hora de hacer el menú de la semana. ¿Se comerá el pescado que está probando por primera vez? ¿Cómo hago para que se coman ese plato de verduras que es poco atractivo?

Recetas para niños divertidas

Muchas veces lo que le produce rechazo a un niño al ver el plato de comida es el aspecto que tiene. Una forma de hacer que los niños se coman lo que hay en el plato, o al menos que les llamen la atención es hacer una receta divertida. No hace falta que sea una comida muy elaborada, basta solo con echarle imaginación.

Si llega la hora de la merienda y al alumno le toca comer fruta podemos prepararle una “Isla frutal” donde el plátano y el kiwi hagan de palmera y para la arena utilizar gajos de mandarinas. O simplemente decorar de forma divertida el recipiente donde irá la gelatina de postre.

recetas para niños

 

Otra idea de receta para niños que sea divertida, original y que sirva tanto como para comida como para la cena es hacer unas setas; utilizamos como la base patatas cocidas y que estén peladas, encima le colocamos un tomate cortado por la mitad. De base podemos usar lo que queramos, un ejemplo seria guisantes simulando la hierba. Si quisiéramos hacerlo más realista podemos colocar pequeños trocitos de queso encima del tomate.

recetas para niños

Esperamos que estas ideas os hayan gustado y os sirva de inspiración a la hora de hacerle de comer a vuestros alumnos.

¿Qué os parece esta forma de cocinar? ¿habéis hecho recetas divertidas de este tipo? ¿qué os ha parecido la experiencia? Esperamos que se hubieran comido todo lo que había en el plato y compartáis con nosotros vuestras recetas.

Leticia Alvarez Cervera
Leticia Alvarez Cervera

Deja un comentario